Envejecimiento Activo
Geriatría
Capacitación
Ejercicios y Tercera Edad
Prepárate para una Vejez Activa
Tiempo Libre
Vida Activa

Principios y control de la presión arterial para adultos mayores. 
Es bueno precisar que existen ciertas especificaciones en los tratamientos que caracterizan las edades de los pacientes, en el caso de los adultos mayores éstas deben ser muy claras y precisas.


 

Existen 3 principios básicos que todo médico debe tener en cuenta para tratar el manejo y control de la presión arterial en pacientes de 60 años o más. 
 
1.- Fijar una meta factible en el tratamiento. Para que ésta sea posible, el médico deberá tomar en cuenta los antecedentes clínicos del paciente y definir metas que realmente se puedan alcanzar. 
 
2.- Establecer un tratamiento integral. Si el médico piensa en un plan en el que el paciente pueda coadyuvar al mejoramiento de su salud, y atenderse desde todos los ángulos, será mucho más factible para el paciente y el médico, obtener algunos logros y mejorar su presión arterial 
 
3.- Iniciar los tratamientos con dosis bajas de medicamentos e irlas aumentando gradualmente. Todo tratamiento, independientemente de los antecedentes de dosis que tenga cada paciente registradas en su historial clínico, debe de recetarse o suministrarse con discreción para observar las reacciones de cada uno de ellos y en caso necesario, ir aumentándolas de forma gradual de modo que no se afecte su presión arterial. 
 
Lo primero que habrá de hacerse en un paciente adulto mayor, es determinar su presión sanguínea a través de un sencillo diagnóstico:  
 
Para determinar la presión sanguínea se recomienda hacer un promedio de 6 a 9 mediciones, es decir 2 a 3 mediciones en tres diferentes sesiones. 
 
En pacientes adultos mayores se recomienda utilizar una medición indirecta con un esfigmomanómetro de mercurio o un manómetro aneroide que funcione adecuadamente y una campana de estetoscopio del tamaño apropiado.  
 
Es importante que tome en cuenta los siguientes factores confuso al momento de medir la presión arterial de su paciente adulto mayor: 
 
• Susceptibilidad a la hipertensión postural. En la primera visita la medición de la presión arterial será en posición supina y de pié. 
 
• Seudo-hipertensión, (lecturas altas y falsas con el esfigmomanómetro). Se puede detectar debido a la rigidez arterial que refleja la tensión de las paredes de los vasos sanguíneos, cuando parece no haber daño en órganos blanco o bien cuando el pacientes reporta síntomas frecuentes de hipotensión. 
 
• Variaciones importantes de la presión arterial. Si la presión arterial es alta (la presión sistólica > 200 o la diastólica es < 120) o si existen síntomas de daño en órganos blanco, inicie tratamiento farmacológico inmediatamente. En esta fase es posible que el paciente muestre síntomas como: efecto de la bata blanca, efectos extrínsecos en la alimentación o sensación de vejiga llena. 

Fuente: Todo Hipertensión.